̈No viajo para escapar de la vida… viajo para que la vida no se me escape. ̈
by Sofi Martinez @MAP_MEUM

Cuando giro mi cabeza y miro hacia atrás, se me dibuja una sonrisa que se quiere escapar de mi cara.
Brillan mis ojos, florece mi alma y sonríe mi espíritu.
A mis 17 años en Acassuso en mi sesión de terapia le dije a Marcela: Yo voy a vivir viajando. No sé
haciendo qué, pero voy a viajar por el mundo. ¡LO SÈ!
Sin saber cómo, lo sabía… lo sentía.
Hoy con 29 años hago lo que amo y amo lo que hago. ¡Vivo viajando!

A los 17 años aún no sabemos quién somos ni quiénes queremos ser pero tenemos que decidir qué
es lo que vamos a estudiar durante varios años y luego ejercer para ‘cumplir con lo que se debe’
durante gran parte de nuestra vida…o toda.
Algo de todo esto me hacía ruido. No sabía por qué ni qué aún.
Siempre estuve segura de lo que mi intuición me decía. Siempre confié en el saber sin saber. Siempre
confié fuertemente en mis convicciones y ese fue el impulso que necesité para visualizar mis sueños
e ir por ellos.

Tuve que enfrentarme a mí misma y aceptar que no era simplemente esa adolescente abanderada
que iba a estudiar, graduarse en 4 años y trabajar en una empresa multinacional. Quizá lo que todos
esperaban de mí…

La confusión me inundaba, pero tenía una certeza: Quería que mi vida estuviera rodeada de aviones,
culturas, paisajes, naturaleza, gastronomía, enseñanzas, crecimiento y sobre todas las
cosas…SORPRESAS.

Hoy en mi sesión de Skype le digo a Marcela, con quien me reencontré después de 7 años: SOY FELIZ
amando lo que hago y haciendo lo que amo.
Todo empezó en la puerta del estudio de Jazz donde bailábamos con mi hermana Maria.
Mi papá como siempre al lado nuestro en todo lo que decidimos, tuvo el tupé de pedirle a Mariano
Costa, socio de Poptour, quien también iba a buscar a su hija al estudio, que me contratara para
trabajar en su empresa de turismo.
Sin experiencia alguna, perdida, desilusionada por el monstruo del ‘no poder’ y con miedos empecé
a transitar MI CAMINO. Paso a paso fui asentándome y pisando tierra cada día, mes y año más firme.

Con un año en Poptour ya en mi mochila, me ofrecieron ser coordinadora de viajes de incentivos de
una marca muy importante junto con mis grandes maestros: Oscar Espiñeira y Marcelo Helas quienes
desde el día que me entrevistaron me dejaron volar… y muy alto.
Ahí comenzó la verdadera magia: Organizar, coordinar y viajar. Conocer culturas, religiones, comidas,
bailes, rituales…crecer y enriquecer alma, cuerpo y espíritu.
Puerto Rico, Aruba y Turks and Caicos fueron algunos de los destinos que tuve la suerte de conocer
en mis primeros años de carrera.

Con mis primeros ahorros empezaron a llegar los viajes con amigas: Ecuador, Nueva York, Miami.
Mi mapa iba tomando color y sin ser consciente, ya estaba cumpliendo mi sueño.
En el 2013 llegaron los viajes a LA GRAN MANZANA. Andy Clar creadora de ‘Chicas en New York’ y
‘Chicas de Viaje’ me dio la oportunidad de ser su compañera y coordinadora en esta primera
experiencia. Nueva York se convirtió en uno de mis hogares en el mundo. Uno de los tantos que iba
a descubrir y que me quedan por explorar. ¡Gracias Andy!

El avión que me llevo a concretar mi gran sueño de ir al viejo continente salió de Ezeiza en mayo del
2016. Nos Esperaban 45 días con mi compañero de vida, de aviones, trenes, barcos y rutas inciertas.:
España, Italia, Suiza, Grecia, Hungría, República Checa, Alemania, Holanda y Francia. En 45 días Europa se encargó de mostrarme que me había subido al tren en el que quería estar. Un tren al que le faltaban y faltan muchos kilómetros por recorrer.

Todo CAOS nos regala cambios y transformación.

El caos golpeó mi puerta varias veces y trajo aparejada una transformación en mí. Soy una agradecida
de los temblores que me dejaron muchas enseñanzas, me fortalecieron y fueron indispensables para
mi transformación. ¡Menos mal que la tierra se movió, me desestabilizó y me fortaleció con una nueva
realidad!

En el 2017 sentí que mi mundo se derrumbaba cuando Martín, hoy mi esposo, fue contratado para
formar parte del equipo de gira del espectáculo SEPTIMO DIA by Cirque Du Soleil.
Una gran oportunidad que no podía dejar pasar. Su tren estaba pasando, y tenía que subirse.
Siguiendo mi instinto una vez más y soltando miedos decidí subirme a ese tren. Lo visualicé, lo vi
pasar y entre por la puerta de atrás. Forme parte del equipo haciendo una de las cosas que más me
apasiona: organizar viajes y coordinar grupos.

No lo pude ver en ese momento, pero aquel mayo del 2017 fue el comienzo de mi verdadera
búsqueda interior. Empezó a sembrarse una semilla que hoy empieza a florecer.
Un año y medio de gira. 10 países, 16 ciudades, 18 nacionalidades, 82 personas.
Argentina, Perú, Chile, Colombia, México, Panamá, Costa Rica, Guatemala, Estados Unidos y Paraguay.
Un año y medio de nuevos destinos, nuevas culturas, nuevos aprendizajes. Cada vez más segura de
mi camino y de seguir pintando países en mi mapa.

 

Llegaron 2 meses de quietud. Casamiento y luna de miel. Brasil.

Solo escribiendo estas 5 letras viajo al paraíso. Brasil para mi es felicidad, risa, alegría, baile, ilusión,
naturaleza, conexión y amor.
Brasil es libertad, volar, sentir, vivir, amar. 30 días de abundancia en el país de la felicidad. El día 25 en el estado de Rio Grande do Norte llegó un muy esperado llamado…
Ahora sí que mi vida iba a dar un vuelco de 360 grados y me encontró firme en la tierra para encarar este nuevo proyecto. Todo llega cuando estamos listos para recibir.

Una nueva aventura en busca del encuentro para mi transformación. Desafíos personales y laborales
competían para encontrarme.
Una nueva travesía cargada de nuevas formas de vivir, nuevos países y nuevas culturas.
El 2019 me enfrentó conmigo misma nuevamente, pero esta vez me encontró decidida a aceptarme,
conocerme y con la confianza suficiente en mí para encarar ese camino. Estaba lista.

Seis meses viviendo en Canadá. Seis meses viviendo en España. Montreal y Barcelona: mis dos nuevos
hogares en el mundo.
El desafío de vivir sola en un nuevo país distanciada de mi familia, amigos y esposo.
Un nuevo reto junto al nuevo show de Cirque Messi 10 viajando por el mundo, escribiendo y siendo
protagonista de mi película.

Esta vez, desde una posición muy distinta. Esta vez, desde el comienzo, desde la creación del show
en las oficinas del Cirque Du Soleil en Montreal para luego estrenar el show Messi10 en Barcelona.
Esta vez, como manager del tour.

Cierro los ojos y me imagino mirando por la ventana la nieve caer desde mi departamento en el barrio
de Mile End, Montreal.

Los tan recordados domingos comprando mis frutas por la mañana en el mercado de Jean-Talon y
pasando las hojas de algún que otro libro por la tarde con una infusión en Camellia Sinensis Tea
Room.

Cierro los ojos y me imagino corriendo bajo el sol reflejado en el mar en la rambla de Barcelona.
Tomando mi bici y con una radiante sonrisa llegando a trabajar junto con mi familia circense.
Montaña rusa de sentimientos me invadieron esos 6 primeros meses: desesperación, soledad, miedo,
inseguridades. Poco a poco todo eso se fue transformando en crecimiento, adaptación, conocimiento
personal, descubrimiento, aceptación, amor propio y FELICIDAD.

Pienso en Montreal y pienso en mí. Montreal fue un antes y un después en mi SER.

Pienso en Barcelona y pienso en PLENITUD.

En los aeropuertos es donde todo empieza a tomar forma. Salgo de mi casa en Villa Luro camino a
Ezeiza agradecida y preparada para volar. Dejar ir para recibir. Lista para sorprenderme. Lista para
transformarme.

VIAJAR significa mucho más que conocer un nuevo destino. Viajar es aquello que nos permite escribir
nuestra propia novela. Viajar nos hace protagonistas de esa novela.
Viajar me conecta con mi verdadero ser. Con mi esencia. Viajar me ayuda a descubrir quién estoy
siendo y quién quiero ser.

Mucho me queda por recorrer. Mucho me queda por viajar, conocer y VIVIR…

Por Sofi Martinez
En búsqueda de mi mejor versión.
@MAP_MEUM